ANTIGUA | Noche Romántica

jueves, 23 de mayo de 2013

Buenos días amig@s!
Semana cortita y casi sin darnos cuenta ya esta aquí de nuevo el jueves!
Hoy voy a contaros el sueño de una noche de (casi) verano en un maravilloso restaurante en la zona alta de Barcelona, perfecto para una velada romántica!!
Se trata del Restaurante:



Gracias a la nueva edición Restaurant Week de Atrápalo, de la cuál ya os hablé en mi post sobre Indochine Ly Leap, hemos podido acceder a este restaurante con un espectacular menú cerrado de tan sólo 25 euros por comensal, bebidas a parte.


Había escuchado hablar muy bien de este lugar pero por una u otra circunstancia no habíamos tenido aún el placer de disfrutarlo y ha resultado ser una experiencia inolvidable que os recomiendo sin lugar a dudas!


Nada más entrar en el local, se abre ante nosotros un espacio muy cálido, romántico y elegante, con la luz tenue de las velas protegidas entre la piedra.


Frescos pintados en las paredes, mobiliario colonial, bellos jarrones de flores frescas, molduras en el techo y majestuosos candelabros de cristal hacen el resto para que el ambiente sea de ensueño.
Todo se encuentra en la disposición correcta, en su justa medida, ni mucho ni poco, simplemente una decoración exquisita bañada por una luz color de atardecer, pequeños detalles que me conquistaron en todos los sentidos.



Así que después de esta primera impresión tan gratificante, y recordad que nunca hay una segunda oportunidad para una primera impresión, nos disponemos a degustar nuestro prometedor menú!
En Antigua se definen como un Restaurante que apuesta por una fórmula de servicio y cocina simple, sabrosa y refinada hecha con pasión para nosotros, y señores, yo no puedo estar más de acuerdo con esta descripción.
Antes de comenzar, quiero pediros disculpas por algunas imágenes ya que el lugar es muy oscuro para favorecer el ambiente íntimo que lo caracteriza y eso dificulta bastante la labor de fotografiar.
En nuestra mesa nos espera la carta del menú (no era necesaria ya que era un menú cerrado sin opciones, no obstante me agradó mucho el detalle) y comenzamos con una sorpresa extra!
Un generoso aperitivo de chips de verduritas crujientes y deliciosas presentados en una bonita maceta metálica, acompañados por una salsa tipo alioli bastante picante y muy rica.



El servicio de Antigua es excelente, quiero destacar muy positivamente que mientras nos decidíamos por el vino y discrepábamos entre blanco o tinto, además de aportarnos nuevas sugerencias, el señor que nos atendió ( presumo que el propietario ) me regaló una copa de mi vino blanco favorito por no haber sido esa nuestra elección final e incluso me ofreció una nueva copa si era mi deseo.
He de decir que este gesto es la primera vez en todas mis experiencias gastronómicas que me pasa y evidentemente me sorprendió y por supuesto me enamoró el detalle, desde aquí quiero darle nuevamente las gracias por hacerme sentir tan bien!!
El vino que nos acompañó durante la velada fue un Ribera del Duero denominado Montevanno del 2009 envejecido en barrica de roble, una gran elección.


Y comenzamos por fin con la comida!!
Iniciamos con el entrante "explosión de sabor" compuesto de tallos tiernos de hojas verdes, nueces caramelizadas, aguacate, pechuga de pollo de corral deshilado, tomate cassé y notas de sabores agridulces.
Una ensalada muy fina donde los sabores casan perfectamente entre sí y a la vez cada uno aporta un toque de sofisticación al plato, un ejemplo del buen hacer en la mesa, reinventando un plato sencillo en algo exquisito, me encantó.



El segundo entrante, esta vez a compartir, es una abundante ración de huevo de corral "3 minutos", patatas paja, cebolla confitada, jamón ibérico y trufa negra de Teruel rallada al momento.

La presentación del plato era impecable, y los huevos fueron rotos y servidos en nuestra presencia.

El sabor impresionante!! hemos comido muchos huevos rotos pero ningunos como estos, el toque mágico de uno de mis aderezos preferidos, la trufa, hizo el resto.

Os dejo una imagen de los huevos ya rotos, listos para comer!



Bastante saciados ya por los entrantes, nos preparamos para el plato principal.
Una Hamburguesa de filete Angus, rellena de brie de maux y nueces caramelizadas sobre cebolla confitada, acompañada de una manzana asada rellena de aire de torta del casar, esencias de tartufo y su fondo perfumado a Pedro Ximénez.
No soy una apasionada de la carne especialmente, pero esta hamburguesa está fuera de lo cotidiano.
Sabor y materia prima excelente, y lo mejor bajo mi punto de vista es que se respetó a la perfección el punto de la carne, como bien me asesoró nuevamente el propietario, al punto + , hecha en su justa medida para evitar que sangre (tal y como a mí me gusta) pero sin estar seca (fallo habitual cuando hacemos esta solicitud).
Perfecta, sabrosa y exquisita, un bocado para los paladares más exigentes y servida según las preferencias del comensal.



Tras la copiosa cena, viene la mejor parte para muchos, el sweet moment de los postres!
Comenzamos tal y como nos recomiendan por el más dulce, un "chocolate adicción", coulant de chocolate caliente guanaja y su helado de dulce de leche.
Quién puede resistirse al chocolate? ... yo no...   : )



En segundo lugar le sigue una refrescante sopa de maracuyá con esponjoso bizcocho de nuez tonca amazónica y vaporosa quenel de suave de mascarpone, acompañado de unos pequeños "peta zeta".
Quizás de toda la cena, el plato que menos nos gustó, por ser extremadamente cítrico, aunque a medida que se nos acostumbraba el paladar al cambio de sabores nos fue gustando más y más.
Cómo veis en esta imagen, se nos fue encendiendo la luz poco a poco (nunca mejor dicho) y por fin iluminamos perfectamente el plato ; )


Con este postre finaliza el menú en cuanto a comida se refiere.
En este punto nos encontramos muy saciados y satisfechos de todos los nuevos sabores que hemos experimentado, ha sido una noche increíble con risas y momentos especiales que no olvidaremos.
El colofón final llega de la mano del cocktail de la casa (incluido en el menú) que además nos dejaron repetir.
Ron con naranja y grosella para poner la guinda de la noche.


Creo que las fotos, a pesar de la oscuridad, hablan por si solas de la calidad que nos brinda este restaurante, la comida fue acompañada en todo momento por chapatitas de pan y de un servicio en el que quiero hacer especial hincapié, ya que desgraciadamente no abunda.
Espero que os haya gustado mi propuesta de cena romántica y que os animéis a visitar Antigua Restaurante!
Quizás su precio habitual no es apto para todos los bolsillos, ya que ésta cena habría costado bastante más de 100 euros, por eso insisto en que no dejéis escapar oportunidades como la de Atrápalo en la que podemos acceder a restaurantes de lujo a precios asequibles.
Yo sin duda repetiré las próximas ediciones de Restaurant Week en busca de otra joya gastronómica por descubrir y os lo contaré en mi blog, porque si es IT, tiene que estar aquí!

  • Tu próxima cita especial se encuentra tras la luz de las velas en:


ANTIGUA Restaurante 
C/ Marià Cubí 59, Barcelona
Telf. 93 414 73 84


Nos vemos muy pronto, disfrutad del fin de semana!!

Besos

7 comentarios:

  1. Sandra me ha gustado mucho este post, muy bien explicado, transmites las sensaciones que tuviste, me gusta como explicas los sabores, el colorido y como nos haces partícipes de tu experiencia. Ahora hacía días que no me leía un post entero tuyo, pero creo que a partir de ahora lo haré más a menudo. Enhorabuena por tú bloc, está muy bien y das información interesante para salir de la rutina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias por tus palabras! Intento poco a poco contar historias y no sólo hablar de lo estrictamente básico para implicaros y daros a conocer lugares que me han hecho ser más feliz por unas horas!!
      Te espero encantada en mi próximo post!
      Muchas gracias y un abrazo!

      Eliminar
  2. Tenía pendiente este restaurante hace tiempo, lo habíamos comentado y ahora, después de ver tu entrada aún me apremia más ir a visitarlo. Se hace la boca agua y que servicio no??. En breve iré... parecemos la competencia, voy detrás tuyo siempre! je,je.je
    Muy buena pinta, y comparto la opinión de Mónica, tu blog ayuda mucho!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luisa! Si, estaba entre nuestra lista y la verdad es un gran acierto así que no tardes en visitarlo!! Me encantará leer tu crónica en Baco y Boca!

      Eliminar
  3. Ha salido en Let's bonus una oferta para el Antigua y la he comprado. Por si quieres repetir...
    El Menú degustación incluye (todo incluido):
    Aperitivo
    Platos principales:
    Ventresca de Bonito del Norte (Conservas Serrats), tomates de pagès en texturas, cebolleta tierna y verdes servidos en lata con oliva arbequina, primera prensada; Huevo de corral 3 minutos, patata Paja, cebolla confitada, jamón ibérico y trufa negra, Tuber Melanosporum de Sarrión, Teruel, rallada al momento; Nuestra hamburguesa de filete Angus rellena de Brie de Maux y nueces caramelizadas sobre cebolla confitada, manzana asada rellena de torta del Casar, esencias de tartufo y su fondo perfumado a Pedro Ximénez.
    Postre:
    Refrescante sopa de Maracuya, esponjoso bizcocho de nuez Tonca amazónica y vaporosa Quenel de suave mascarpone; Coulant de chocolate caliente Guanaja y suave Mousse de mango.
    (Bebida no incluida) ;-))

    ResponderEliminar
  4. Nosotros fuimos al Antigua con el Pasaporte Gurmet. Pedimos de carta y nos encantó.
    Aqui podéis ver lo que comimos:
    http://operacionfartumbi.blogspot.com.es/2014/01/critica-restaurante-antigua-barcelona.html
    coincidimos con las patatas. Un buen restaurante en Barcelona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que a nosotros nos encantó en todos los sentidos! Muchas gracias por comentar :)

      Eliminar