BAR CAÑETE | Menú de barra y solera

jueves, 20 de febrero de 2014

Hola amigos!!

¿Cómo estáis? otro jueves más a nuestras espaldas y otra reseña más para ir a comer rico rico y de menú de mediodía!

Para que no se resientan tanto los bolsillos pero sin defraudar al estómago que está muy bien acostumbrado :D

Hoy os traigo:



Bar Cañete en poco tiempo se ha implantado en Barcelona como un lugar de referencia que no me podía perder.
Lo cierto es que ya estaba tardando en ir pero no por falta de voluntad, estas navidades intentamos catar uno de sus fantásticos menús de mediodía pero dada la época festiva no disponían de la oferta gua gua guaaaaaaaaa, así que hace muy poquito hemos vuelto a hacer el intento, esta vez con éxito, porque no podía dejarlo en el tintero sin más.
Su estética es muy cañí y con solera, reconozco que no es especialmente mi estilo pero últimamente me doy cuenta de que lo "bonito y especial" puede estar en cualquier parte, todo es cuestión de saber apreciarlo.
Os dejo imágenes del interior para que juzguéis vosotros mismos, en esta ocasión nos dimos cita en el espacio "de barra" pero volveremos a por una sesión gastronómica más elaborada "de mantel"en cuanto nuestros horarios laborales lo permitan.



Su cocina abierta me encanta, es algo que ya os he comentado en otras ocasiones, ver trabajar en vivo y en directo a los cocineros con producto fresco y de calidad es algo que me transmite muchísima confianza.
Su puesta en escena cuida lo detalles a la perfección.
Su producto, excelente, simplemente pasen y vean.
He decidido adjuntar también una "escapada breve" que hicimos un día para tomar una tapita, nuestra elección fueron unos huevos cabreaos con chorizo ¿light? pues no... pero buenísimos!!!
Ya sabéis que este tipo de comidas lujuriosas alegran el alma a cualquiera, perfecto para un afterwork.


Ahora sí, todo  lo que veréis a continuación es el menú de mediodía que ofrecen por 16 euros el comensal, incluye pan, una copa de vino, primer plato, segundo y postre.
Quizás pueda pareceros un precio elevado si lo comparáis con otros menús de mediodía, pero aquí se sirve calidad y además me gustaría remarcar que a la carta el precio es bastante más elevado, razón de más para aprovechar tan grandiosa oportunidad.
Nuestro primer plato son unos huevos fritos con patata y jamón.
¿Sencillo? pues sí no diré lo contrario,  pero no me negaréis que es un clásico que nadie le hace ascos, mucho menos si el huevo está perfectamente ejecutado con su puntillita, digno de "sucar" pan, el jamón es de gran calidad y las patatas son el complemento perfecto.
Yo le doy un ole a todos los restauradores que le han dado a este plato (aparentemente de batalla) un hueco en sus cocinas, porque si está bien hecho, se convierte en toda una maravilla.
Fijaros si nos gusta que ambos nos pedimos lo mismo porque no queríamos compartirlo!! fue un momento: noooo mi tesoro!!!!


De segundo plato, Manuel se decidió por el Entrecotte con verduras a la plancha, no hacía falta ser adivino...
El plato habla por si sólo, una buena ración de la mejor carne con una salsa dulce que hacía las delicias de cualquiera, incluso las mías.
La verdura, vimos como se preparaba con mimo en la parrilla una a una y estaba también deliciosa.
Una elección excelente! Muy bien Manué.

 

Yo me fui a por el pescado.

Una pieza de rape en salsa romesquet y tempura de calçots.

Estaba fresquísimo, también vimos el pescado antes de ser cocinado y daba gusto el lustro que tenía. Textura y sabor perfectos acompañados de una salsita ligera que potenciaba su sabor.

A destacar el calçot hecho en tempura fina y perfecta, nunca antes lo había comido así.




Llegados los postres tomo los mandos y decido por los dos jajaja :P ¡porque yo  lo valgo!

Así que me voy a por otro clásico de nuestra tierra, una crema catalana.

Consistencia densa pero sin ser excesivamente espesa, sabor delicioso y capita crujiente de caramelo, una delicia, como tiene que ser.


Mi segunda opción es desconocida para mi, pero qui no arrisca no pisca no?

Se trata de un Zurito de crema de caramelo con bizcocho, sinceramente ni siquiera se lo quiere decir zurito ¿alguien si?

Su aspecto era más bien el de una pannacota pero sin serlo, la conclusión y lo que nos interesa a todos es que estaba mucho más bueno de lo que su aspecto aparentaba.

Una consistencia firme pero sabrosa con ese sabor a caramelo tan peculiar, el bizcocho del fondo parecía duro al cortar pero en boca era crujiente y hacía una mezcla de texturas muy curiosas y agradables.

Podría decir que me gustó casi tanto o más que la crema catalana, hablo desde mi ignorancia ya que no puedo compararlo con otro zurito claro, pero el factor sorpresa en esta ocasión le hizo ganar puntos...

Lo único a comentar un poco negativo es que la fresita estaba un poco triste... pero bueno tampoco le restaba protagonismo al postre así que pelillos a la mar!


Las copas de vino que nos tomamos fueron de las bodegas Viñedos Singulares, concretamente una copa de vino blanco Afortunado (Rueda, Verdejo) y otra de Jardín Rojo ( La Rioja, Tempranillo).

Siempre que veo estos vinos en algún restaurante (y normalmente están en los más cool) apuesto por ellos porque se que nunca me defraudan.
Sin embargo, si algún día os decidís a comprarlos en bodega, os aviso que es bastante desconocido, imagino que su proyección está orientada a la restauración (y esto es una conclusión mía sin fundamento, aviso a navegantes....) pero en una bodeguita del Mercat de la Boquería podréis encontrarlas fácilmente ;D.
Ya para terminar os dejo con este detalle que me encantó y provocó risas en el lavabo estando yo sola... como os he dicho al principio, los toros y los bustos de animales en general no son santo de mi devoción, pero no me diréis que poner así los rollos de papel no es un signo de ser un cachondo mental? jejejeje....
Para el que se esté preguntando qué hago con el móvil en el lavabo os diré que aprovecho los viajes al servicio para ir haciendo fotos del restaurante desde diferentes perspectivas y que no sea tan descarado, hacer fotos para el post es más difícil de lo que os pensáis que dentro de poco me hago paparazzi y abandono el oficio!!
---Lo que no haga yo por vosotros--- y sin cobrar, ni un euro que quede claro! opinión sincera y sin tapujos, lo hago simplemente porque es mi pasión, me sale del corazón y me encanta compartir sitios chachis!


Esto es todo ITers!!! os recomiendo una visita por Cañete, además su personal es muy simpático, algo que yo valoro muchísimo y es para mi un detalle importantísimo para que repita o no en el local.

Ahí queda Cañete, espéranos con tu mantel para una comida apoteósica porque volveremos a saciar nuestro apetito en vuestras mesas.

  • ¿Y tú, eres más de barra o de mantel? Yo pronto lo sabré.

 
BAR CAÑETE
Carrer de la Unió 17
Barcelona
93 270 34 58
Web

8 comentarios:

  1. Un zurito es un vaso pequeño de cerveza. En Euskadi se puede pedir pues eso, una caña o un zurito, un vaso pequeñito, para ir tapeando de bar en bar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Vero por ilustrarme no tenía ni idea! Pensaba que era el nombre del postre ;)

      Eliminar
  2. El zurito es el vaso que se toma en el país vasco de cerveza, lo que aquí sería una caña...pero en vez de copa, se sirve en este tipo de vaso que te sirvieron el postre. Otro de los grandes pendientes. Si es que no podemos con todo!. Que buena pinta tiene tu rape...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii me lo dijo Vero gracias!!! Pues si estaba muy ricoo no te lo puedes perder!

      Eliminar
  3. Me encanta tu post Sandra. Estuve en Cañete hace tiempo, antes de hacer el blog, y tengo muchas ganas de volver. Lo recuerdo como un sitio peculiar, característico, pero con una calidad exquisita.

    Me alegro mucho del notición del que nos has informado, MENU MEDIODÍA! Iremos pronto.

    Un saludo,

    Alex (http://morroexquisito.blogspot.com.es/)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras!!!!! Y si hay varios tipos de menú en la barra y en el mantel! A disfrutarlos!!

      Eliminar