ONA NUIT | El Prat

jueves, 30 de octubre de 2014

Hola ITers!

Hoy os traigo una propuesta del Baix Llobregat, ya sabéis que vivo en Cornellá y me gusta dar a conocer restaurantes de la zona porque en el Baix también se puede comer de lujo!

Así que hoy hablamos del hermano mayor de Cèntric Gastrobar, es el turno de:



Ona Nuit es un restaurante ubicado en el Prat de Llobregat, lo conozco desde hace muchos años y hacía mucho tiempo que no me dejaba caer por estos lares.

Lo recordaba con una estética totalmente diferente, mucho más colorido aunque igualmente bonito en estilos diferentes.

Una decoración más minimalista con predominio del blanco y la madera que me transmitió más pureza que su anterior versión, supongo que tiene mucho que ver con su forma de entender y defender la gastronomía.

La cocina que ofrece es mediterránea y con buena presentación, se vuelcan en los productos de proximidad km.0 y los frutos del Parc Agrari del Baix, dando impulso a los alimentos de temporada sanos y naturales, una verdadero restaurante de concepto Slow Food.

Destacan con mucho mimo y amor en sus recetas la mítica alcachofa del Prat y por supuesto el Pota Blava, el pollo de "raza" del Prat con indicación geográfica protegida.



En esta ocasión disfruté de la compañía de mis sisters (besitos desde aquí!!) así que vamos a ver más platos de lo habitual.

Mientras decidimos y nos ambientamos un poco, nos reciben con un chupito de crema de calabaza y su correspondiente tropezón de pan crujiente, muy rico y saludable.


Decidimos compartir unas croquetas (mis hermanas se han portado bien y me han dado el capricho... gracias por leerme y saber lo que me gusta jajaja)

Croquetas caseras de Pota Blava y costra de maíz, una ración de ternura km.0.

Qué decir, pues que estaban buenísimas, con una textura cremosa y mucho sabor, se notaba la artesanía de las mismas y las imágenes hablan por sí solas.


El segundo plato a compartir fue el de Brick crujiente de gamba y albahaca, donde la gamba se sentía y se veía entera, no era un sucedáneo no, doy fe.

Muy ligero y sabroso, en perfecta harmonía con la salsa agridulce.


Mi elección personal no podía ser otra, unos canelones Pota blava con setas y costra de parmesano.

OMG tremenda ración! pero me lo comí todito, pocas cosas hay en la vida que me gusten más que unos buenos canelones caseros y éstos lo eran.

No suelo fiarme demasiado de pedirlos pero cuando el lugar es de confianza aprovecho la ocasión!


La primogénita se fue a por el calamar de playa con hummus de berenjena (fresca del Parc Agrari of course) y pico de gallo.

Un plato además de sano, muy rico y con texturas, producto fresco bien tratado y de nuevo una ración generosa.


Mi hermana Graciela aseguró con un plato de carne ibérica de Guijuelo, concretamente Secreto.

Guarnición completa de verduritas y patata asada, yo le robé el boniato ;))

Como no soy muy fan de las carnes nos fiamos de la buena pinta y su criterio: le gustó!!


Yo había pensado en compartir los postres pero oye que una reunión de hermanas no es moco da pavo, así que cada una se pidió el suyo #tomayá!! 

La más chocolatera se fue directa a por el coulant de chocolate negro al 70%

A mi me gusta mucho el chocolate pero no suelo pedirme este postre para mi sola porque me resulta demasiado empalagoso, no obstante confieso que estaba buenísimo, un pecado del cielo.

Por poner una pequeña pega, desafortunadamente se rompió por el camino y no pudimos disfrutar de ese momento mágico cuchara rompe bizcocho- bizcocho emana chocolate. 

Pero bueno, esto son minucias!! 


Siendo fiel a mi misma y a la fruta del pecado original, me hicieron chiribitas los ojos cuando vi el strudel de manzana así que me di el gustazo.

Me sorprendió la presentación en dos barritas de finísima masa rellenas de la manzana caliente cocinada. 

Me pareció un postre ligero y muy bueno, una nueva versión de mi postre favorito.


El último dulce que apareció por la mesa fue un helado artesano de pistacho cubierto de chocolate caliente.

Ufff, qué bueno! con súper tropezones de pistachos auténticos y ese frío/caliente qué tan bien sienta a nuestras papilas gustativas mmmmmmmmmmm.

¿No quieres uno AHORA mismo? yo síiiiii


Esto es todo, espero que os haya gustado y que os animéis a pasear por el Prat, hay muchos restaurantes que os sorprenderían!!

Yo prometo también ir más a menudo aunque estaría muy bien que el metro llegue algún día no muy lejano....

  • Por qué hay que ir? porque la comida está buenísima y además están muy comprometidos con los productos de la zona, algo que me encanta y valoro muchísimo.
  • Moraleja: no sólo es posible comer bien en el centro de Barcelona...Hay tanto por descubrir!
  • Precio aproximado: esta comida con un vino blanco Afortunado y cafés rondó los 28 euros aprox. por persona,un precio más que razonable, incluso diría que por la calidad y la cantidad me pareció económico.

Hasta la semana que viene amigos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


  • Si te gusta el pollo, aquí lo tienen de raza ;)


ONANUIT
C/ Joan Cirera i Pons 13
El Prat de Llobregat
Barcelona
93 478 50 12



2 comentarios:

  1. Fuimos hace tiempo a probar el menú degustación gracias a tu recomendación y no nos defraudó lo más mínimo. Oscar y Susana realizan un trabajo extraordinario tanto en su cocina como en la promoción de los productos agrarios del parc agrari del Baix Llobregat, siguiendo la filosofía de Slowfood: buen comer, con producto cercano, de calidad y sano.
    Veo que sigue en su línea, habrá que volver!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí muy rico todo en el Baix también hay grandes sitios!!!!! Muacks

      Eliminar