FILBURG | Burgers Gourmet & More

jueves, 27 de noviembre de 2014

Restaurante de Hamburguesas Gourmet en Barcelona y otras delicias



Hola ITers!

Después de una semanita sin publicar por haber tenido unos días durillos, hoy vengo con una propuesta super interesante que os va a encantar, es el turno de Filburg.

Un restaurante hamburguesería que abrió sus puertas hace escaso meses en plena Diagonal, muy cerquita de la Plaça Francesc Macià y al que le auguramos un éxito bien merecido!

En esta ocasión hemos tenido el placer de ser invitados y deleitarnos con las delicatessen de este nuevo Búnker hamburguesero pero como siempre mi opinión es y será 100% auténtica y sincera.

Había escuchado campanas de su apertura gracias a compañeros blogueros y estaba en mi lista de futuribles, pero son tantas las novedades que nos ofrece la ciudad condal que cuesta estar al día de todas, especialmente en la proliferación de locales de burguers, uno de los puntos fuertes de Filburg.

Comenzamos impresionados con un local que no pasa desapercibido, su extensión (mucho más que considerable) hace presentir que no es una hamburguesería más, ni uno de esos locales en los que estar incómodo o con prisas mientras comes, absolutamente NO. 

Es un restaurante para disfrutar comiendo y relajarse en pareja, con amigos e incluso con un grupo numeroso de comensales. Así que tomad nota todos los que andáis ávidos de propuestas para cenas navideñas...

Su diseño acogedor, sus mesas para sentarse tranquilamente e incluso los sofás que podrás encontrar a lo largo de sus dos plantas, hará que no pienses ni un sólo segundo que estás en un fast food, si no en el nuevo templo Barcelonés del Good  Food!


Pero como de diseño todavía no comemos, vamos con el pilar de cualquier restaurante: su comida.

Mientras nos explican delicadamente las sugerencias de la carta (entre las que podemos encontrar tremendas ensaladas, aperitivos, falsos risottos y sobre todo carnes de alta calidad) nos entretenemos con un tentempié de aceitunas y fuet de bienvenida.


Estefanía nos brinda detalles y secretos de su cuidadosa oferta gastronómica y nos plantea opciones tan deliciosas como la tosta de calamarcitos en focaccia o sus patatas Filburg.

Así que después de pensarlo mucho, apostamos por las patatas y acertamos!!

Unas patatas pequeñas horneadas durante cuatro horas con su piel y descorazonadas para rellenarse de dos salsas caseras elaboradas por ellos mismos.

Un salsa más bravía con acentos ahumados y un allioli elaborado con ajos horneados.

La patata tierna como pocas, no podía estar más deliciosa.

En un principio al escuchar la descripción me vinieron a la mente las famosísimas bravas de Arola, pero he de confesar que el concepto es muy diferente una vez las tienes delante y las pruebas.

Puedo asegurar que están entre las mejores "bravas" que yo he saboreado.


Tras vernos muy tentados por el solomillo o el entrecot de la tierra, finalmente nos decidimos por lo que teníamos en la cabeza desde antes de llegar: un buen par de hamburguesas artesanas.

Elaboradas con la mejor carne de vacuno llegada del Pirineo de Girona, picadas y amasadas diariamente, acompañadas de pan es casero y con combinaciones de sabores dignas del paladar más exquisito, no pudimos resistir la dura tentación...

Yo pedí mis 200 gramos de carne en su versión más hot, como buena amante del picante declarada no pude quitar mis ojos de la Mexican Style.

Una burguer con lechuga, guacamole, salsa de chipotle (me encanta!!), queso emmental y unos jalapeños asados bien cabreaos!

Seguramente para muchos esta combinación sea too much por el grado de picante pero a mi me encantó y no me pareció ni mucho menos excesivo.

Tanto el punto de cocción, en mi caso hecho (pero sin perder su jugosidad) como la mezcla de matices me parecieron muy acertados.

Quizá su aspecto no resulte tan apetecible en estas fotos pero OMG! qué rica por favor... eso sí, para comer con cuchillo y tenedor que mi metrosesenta no es capaz de hacerlo directamente con sus manitas.



Manuel (que por cierto está lesionado y la excursión con muletas fue bastante apoteósica) recompuso su estado de ánimo con una excelente Hamburguesa Filburg, llevando el nombre del lugar era una apuesta que no podía decepcionar ;)

200 gramos de vacuno con cebolla caramelizada, queso rulo de cabra, huevo frito poco hecho y ketchup de la casa.

También se respetó el punto de cocción solicitado, algo en lo que quiero insistir ya que es muy importante para mi, así que pudo disfrutar de su carne muy poco hecha como se observa claramente en las fotografías.

Un espectáculo gastronómico que habla por sí sólo.


A destacar que las hamburguesas a pesar de su gran tamaño no dejan sensación de pesadez ya que han eliminado prácticamente en su totalidad el porcentaje de grasa para convertir sus burgers en un auténtico manjar saludable, así da gusto.

Los mejores ingredientes de los mercados de proximidad y el hecho de tener obrador propio la convierten en una de las hamburgueserías de referencia en la ciudad, tiempo al tiempo señores!

Y para los que no seáis muy fans de la carne de vacuno, Filburg os ha preparado una selección de burguers "fuera de lo normal" entre las que podréis descubrir curiosas hamburguesas de pollo de corral, de atún rojo, quinoa, cordero e incluso sepia, así que hay para todos los gustos!! 


Por último nuestra particular oda al postre, esta vez atraídos por el seductor Cheesecake Filburg con queso Idiazabal.

Sin duda original y muy sabroso, un cake esponjoso y tibio acompañado de helado de Idiazabal, un queso muy particular que aporta carácter a la típica tarta de queso para convertirla en un postre especial y diferente.


Para rematar la jugada unas copas de cava hicieron la sobremesa mucho más agradable, un detalle que pocos tienen y que personalmente me agrada muchísimo, siempre deja buen sabor de boca brindar con cava, verdad?

Un brindis por mi chico que espero se recupere muy pronto!!! (que tenemos que ir a descubrir muchos sitios jaja... es broma :P)


  • Por qué hay que ir? por su buen ambiente y su deliciosa carta entre la que destacan sus carnes de máxima calidad y muchas otras cositas ricas!
  • Moraleja: si creías que ya lo habías visto todo en hamburguesas estás equivocado, prueba y verás!
  • Precio aproximado: El precio de las hamburguesas ronda los 10 euros según la especialidad y esta comida acompañada de un vino tinto Rioja crianza Bianai (por cierto muy bueno) habría costado aproximadamente unos 45 euros en total, una relación calidad precio extraordinaria.

Pocas veces salgo tan contenta de un lugar, en esta ocasión el trato con mimo de todo el personal, el excelente ambiente que se respira y una comida de 10, nos pusieron una sonrisa en un sábado en el que lo necesitábamos especialmente, así que desde aquí muchas gracias al equipo de Filburg, volveré sin duda!!!

Hasta la semana que viene amigos, muacks! 


  • El FILete y la BURGer son el matrimonio perfecto en:

FILBURG
Av. Josep Tarradellas 138
BCN
93 667 08 12








3 comentarios:

  1. Nosotros también lo teníamos oído, casi desde el principio porque además cerca tenemos un familiar y habíamos pasado por delante del local. Es cierto que llama la atención!. Si además del local, la oferta gastronómica es buena, tal y como dices, éxito asegurado!. Parece que hay más opciones que hamburguesas, pero aunque sean las protagonistas, se ven bastante buenas. Tenemos que sacudirnos ya los prejuicios tan arraigados de hamburguesa=fast and bad food ;-)

    ResponderEliminar
  2. Que buena pinta que tienen todas esas hamburguesitas! Aver si puedo ir a probarlas!
    Besos,
    Vera
    The Flash Window.

    ResponderEliminar