NO TAN NEGRO | Tragaluz

jueves, 19 de marzo de 2015

El restyling de Negro, restaurante del Grupo Tragaluz en Diagonal


Cuando me enteré de que Negro había sufrido un rediseño para convertirse en #NoTanNegro sentí un poco de nostalgia ya que había sido uno de mis restaurantes favoritos y todavía conserva buenas posiciones en mi ránking por el aprecio que le tengo...

Forma parte del combo Negro-Rojo ubicado en plena Diagonal de Barcelona y no podría enumerar la cantidad de veces que lo he visitado, especialmente su parte de abajo donde se puede comer bueno, bonito y barato en RojoTaberna Japonesa de la que os hablé hace bastante tiempo.

Grupo Tragaluz es una de mis opciones preferidas cuando celebramos alguna comida entre amigos ya que la mayoría de sus locales cumplen muchos de los requisitos que busco si voy en grupo: buena comida, variedad, precios razonables acordes al lugar, buen ambiente, música... aunque también tienen opciones más románticas en sus filas.

Había notado que Negro estaba un poco de capa caída últimamente así que si la reforma evita el cierre de uno de mis míticos, me parece genial!

La decoración ha cambiado, abandonando el predominante color negro a cambio de un suelo y mobiliario de madera, volviéndose más fresco y luminoso.

El punto que más me ha gustado ha sido la nueva y excepcional cocina/barra central, que además de restar espacio al amplio local permite disfrutar de esta magia que tanto me gusta, ver preparar los platos abiertamente y sin tapujos.

Y como ya habréis adivinado por los preliminares, fui con mis amigas!

Compartimos unas verduras al carbón con provolone. 

Sí, esto que veis son verduras inundadas por mares de queso, lo cierto es que pensábamos que sería al revés, muchas verduritas y un poco de queso, por lo que nos quedamos sorprendidas al verlo.

Dentro había pimiento rojo, verde, cebolla, espárragos.... Todo muy bueno.

La ración no era muy grande pero como este queso es bastante contundente me pareció bien para compartir aunque un poco cara.


Por una vez pude resistirme a mis rigatoni trufados del alma y me fui a por el pulpo a la parrilla con patata y pimentón, que también me encanta y es algo que no suelo pedir fuera de casa.

El pulpo es muy popular servido a feira pero si todavía no lo habéis probado a la brasa os recomiendo que lo hagáis pronto ya que cambia completamente su textura y está delicioso.

La patata en vez de ser cachelos estaba trinchada y en cualquiera de sus versiones siempre combina estupendamente con el pulpo.

Lo único a comentar es que la ración es demasiado minimalista para mi gusto, especialmente respecto al pulpo ya que seguramente no habría más de una pata... y me sobraron los ajos fritos laminados, restaban carácter al plato puesto que es un sabor muy potente y además había demasiados.


Miriam optó por un atún a la parrilla con ponzu, una salsa oriental con notas cítricas que suele emplearse en la cocina japonesa, especialmente para acompañar al tataki.

Ración generosa muy bien presentada pero que de haber sido para mi no habría podido comerla ya que no respetaron el punto de cocción, se pidió "hecho" y lo sirvieron prácticamente crudo... punto muy negativo para cocinas!!

Suerte que a la comensal también le gustaba así y no hubo problema.


Lidia optó por una buena pizza hecha en horno de leña que a ella le gustan mucho!

Pepperoni con aceitunas, un poco picantona y abundante en queso, pero muy sabrosa y bien de proporciones.


Para postres no pudimos negarnos a nuestra indispensable tatín de manzana tibia con helado de vainilla, todo un must en nuestras reuniones feminas, no puedo contaros nada que no os haya dicho ya!

Nos encanta.


Y la oda al chocolate vino de la mano del coulant (superó la prueba de fuego cortederramachocolatelíquido) acompañado por bola de helado de chocolate blanco.

Delicioso también.


En resumen, me gusta la nueva carta mucho más amplia  y variada con opciones para todos los bolsillos aunque con ciertos matices respecto a algunas cantidades.

Quizás la mayor pega del anterior Negro es que  muchas de sus propuestas eran un poco elevadas de precio con lo que el ticket final podía no resultar una broma. 

Ahora podemos encontrar pizzas, pastas, hamburguesas, tapas, ceviches, ensaladas y también algunas opciones más sofisticadas de carne y pescado. Siempre en un entorno moderno donde se sirve cocina mediterránea con matices internacionales realizada con producto de calidad.

  • Por qué hay que ir? como mínimo tenéis que ir a probar los rigatoni trufados y comerlos a mi salud ;P
  • Moraleja no siempre los cambios son malos, verdad?
  • Precio aproximado incluyendo una botella de vino tinto y agua, el precio por comensal ascendió a unos 30 euros, no me pareció insultantemente caro pero tampoco barato.
  • Volvería? 
  • Ubicación


NEGRO
Diagonal 640
Barcelona
93 405 94 44



2 comentarios:

  1. Si sirve para mantener sus puertas abiertas y con el cambio no se pierde calidad, bienvenido sea!. Ya sabemos por experiencia que dan miedo, pero que muchas veces son positivos ¿o no?. El pulpo a la brasa lo he comido muchas veces y lo hago en casa relativamente a menudo. Está delicioso. Habrá que probar este!

    ResponderEliminar
  2. Pues sí!! Quizás haya perdido algo de su esencia original... Pero el grupo parece que apuesta por la gente jóven así que se alia con los demás. El pulpo me encanta en todas sus versiones :)))

    ResponderEliminar