IKIBANA | Paral·lel

jueves, 23 de abril de 2015

Ikibana, restaurante nipo-brasileño


Ikibana es el resultado de la fusión de dos culturas, una experiencia que aproxima la gastronomía de Tokio (Japón) y la de Sao Paulo (Brasil) para ofrecer sabores, materias primas, colores y texturas de forma muy especial.

Este restaurante lounge tiene una decoración cuidada muy bonita para que desde que te adentras en su mundo formes parte de él. 

Maderas, flores, un techo insólito y una luz tenue lo transforma en un espacio sofisticado y cool, quizás en exceso si lo que estás buscando es una cena romántica ya que el movimiento incesante de personas vestidas con sus mejores galas y una música predominante me hizo pensar que tal vez hubiese sido el lugar ideal para otra ocasión...

A pesar de nuestra primera toma de contacto un tanto inesperada, resultó una gran velada de aniversario, seis años juntos ouyeah, que viva el amor!


Su oferta gastronómica es amplia y variada con presencia de platos de ambas culturas pero nosotros optamos más por el lado nipón.

Aunque no pudimos evitar recordar aquellos días de ensueño en Brasil cuando leímos en su carta la maravillosa moqueca (pero por muy buena que estuviese, nunca podría igualar la que nos comimos en la orilla del mar de Ilha Grande con nuestros pies hundidos en la arena...) los camarãos, el cilantro y muchas otras delicias de este inolvidable y salvaje país.

Comenzamos con un Edamame Bode, frito con salsa picante de pimienta Bode de Goias.

Nos gustó mucho porque fue una forma novedosa de comer las vainas de soja inmaduras, nos encanta el picante así que aportó un punto muy positivo a este "pica pica" tan recurrente, rico y sano, aunque es cierto que tenía un pelín de exceso de aceite. 


Continuamos con unas excelentes Gyozas al vapor rellenas de ternera, cebolla tierna y cilantro con un caldo de dashi y setas shiitake, perfectas para saborearlas en cuchara y disfrutar de todos sus matices y texturas en boca.


No podían faltar los camarãos! buenísimos langostinos en crujiente de quinoa acompañados por crema de aguacate.

Un bocado crujiente y sabroso, una combinación estupenda de sabores para este producto del mar que tanto amo.


Y llegó nuestra ronda de uramakis, rollos de hoja de alga nori recubiertos de arroz y rellenos de diferentes ingredientes.

  • Tataki Uramaki rellenos de tempura de langostino, pepino y mayonesa picante, envuelto en tataki de atún y aguacate.

  • Picasso Uramaki, rellenos de magret de pato, espárrago con foie micuit envuelto en aguacate, sésamo con cebolla y manzana caramelizada.

Ambos buenísimos y todo muy bien presentado, con mucho color, como a mi me gusta!


Terminamos con unos Yakisoba, fideos soba salteados con pollo, vegetales y salsa yakisoba.

Nos extrañó que se sirviera el último plato al ser uno de los más contundentes pero como tampoco habíamos comido en exceso, nos sentaron igual de bien ;)

Estos fideos estaban especialmente buenos y fue dónde más pude apreciar la diferencia si lo comparo con otros restaurantes.


No nos quedó hueco para el postre, pero si para  un delicioso cocktail!

Un Samba, con mango fresco, fruta de la pasión, cachaça, zumo de piña y limón que estaba riquísimo y muy afrutado.

Y un Wailer Passion, con ginebra, vodka, cointreau, ron blanco, maracuyá, limón y ginger ale. Más fuerte que el anterior pero igualmente muy bueno.

Sabores tropicales que pusieron el broche final a la noche.


Nos gustó mucho todo lo que comimos y bebimos, lo pasamos muy bien y disfrutamos de la noche que es de lo que se trata y lo que buscamos todos cuando vamos a cenar fuera, no solo saciar el apetito, verdad?

Pero a pesar de todo lo positivo que os he contado (que es mucho), el precio me pareció excesivo por lo servido, la calidad era muy buena cierto... pero los 108 euros de la cuenta (con vino blanco y dos cervezas) me pareció demasié ya que en muy contadas ocasiones hemos pagado cifras estratosféricas de este calibre y por sitios visitados no será... 

Avisados estáis de lo bueno y de lo menos bueno, un beso ITers!!!!


  • Por qué hay que ir? para conocer la fusión nipona brasileña
  • Moraleja no siempre un bonito lugar (y muchas otras cosas) justifican la cuenta en la percepción de cada uno
  • Precio aproximado me pareció caro (108€) a pesar de ser un buen lugar
  • Volvería? quizás con amigas que no estén en crisis...pero seguramente no volveré en pareja
  • Ubicación


IKIBANA PARALELO
Av. del Paralelo 148
Barcelona
93 424 46 48

2 comentarios:

  1. De siempre lo tenemos oído, tendremos en cuenta tus recomendaciones. Alguna vez creo que ha salido oferta en la japan week, me suena. Quizá sería un momento para aprovechar y hacer una visita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, es un clásico prácticamente xq hace tiempo que se hizo un hueco. Ha salido varias veces pero al final huyo un poco de los menús cerrados ya que a veces incluyen cosas que no me gustan o no son lo que yo eligiría y también terminas gastándote unos 80 euros... Por eso ya puestos voy a la carta :)))

      Eliminar