YAKITORO | Madrid

jueves, 4 de febrero de 2016

La taberna japonesa reinventada de Alberto Chicote 



Hoy nos vamos de viaje hasta Madrid porque aunque no suelo hacerlo, de vez en cuando me gusta traeros propuestas para pequeñas escapadas por España y espero que os guste!

El pasado fin de semana estuve por los madriles con el objetivo principal de ver el Rey León y os aseguro que merece muchísimo la pena dejarse caer por allí solo por eso porque es espectacular. Pero a parte de ver este increíble musical, también hicimos una mini ruta gastronómica en la que no faltó el excelente chocolate a la taza con churros en la mítica Chocolatería San Ginés, los huevos rotos increíbles en el Viejo Madrid (del mismo dueño e idéntico procedimiento que los famosísimos de Casa Lucio), un desayuno con croissants en la bonita cafetería de Mamá Framboise y el toque exótico lo puso el completísimo y delicioso menú del Thailandés Krachai. El bocata de calamares en la próxima ocasión será.

Pero la mención especial se la dedico a Yakitoro, una taberna japonesa reinventada de la mano del mediático chef Alberto Chicote y viniendo de alguien tan crítico con las cocinas de los demás, las expectativas estaban bastante altas.

Yakitoro se inspira en las tradiciones de la cocina de Yakitori (típicas brochetas japonesas ensartadas en pinchos llamados Kushi)  pero con aires muy nuestros y actuales. 

Su cocina se basa en el carbón y se realiza totalmente en directo, están muy presentes dos elementos clave: el hielo (me parecieron geniales sus cubiteras incrustadas en mesa) y el carbón. En la sala encontramos mesas -algunas para compartir- y también un espacio en barras más informales. Se respira un ambiente muy divertido y también algo de humo procedente de las brasas.







Decidimos probar un poquito de todo puesto que la carta da bastante de sí y las raciones (casi siempre de dos brochetas, ideales para compartir) son bastante económicas.

Empezamos con un par de platos "para acompañar".

Arroz especiado asado al carbón en hoja de banano. Este arroz nos pareció buenísimo tanto por su textura como por su sabor y la salsa que lo acompañaba no podía estar más rica, tanto fue así que no llegó a "acompañar" ningún plato.



El segundo acompañante fueron las patatas fritas en tempura con salsa de sésamo tostado, un plato rico y bueno pero la contundencia del bol hizo que al final fuese un pelín pesado.



"Del agua" nos quedamos con los boquerones fritos en tempura con aderezo de ñoras dulces, un plato agradable (y sobre todo la salsa muy rica como todas las que veremos) pero que tampoco nos pareció espectacular.



De nuestros favoritos del día fueron estas albóndigas picantes de pollo y tocineta ibérica de la sección "de la granja". Estaban deliciosas y a nosotros que nos chifla el picante, nos encantaron.



"De la tierra" también, las pequeñas patatas muy bien asadas con salsa brava, ricas ricas.



Y "de la finca", el secreto de cerdo ibérico a la brasa con vinagreta de mostaza dulce. La salsita un espectáculo, la carne me pareció un pelín seca aunque estaba rica.



Y nuestra última tapita fue un yakibokata de tiras de ternera con salsa barbacoa ibérica, para mi gusto estaba muy poquito hecha pero a Manu le encantó el bocado.



Nuestro "final dulce" lo puso el crumble de manzanas calentito con helado de vainilla, me pareció espectacular y una de las cosas más destacables de la comida, buenísimo.



Como veis un poco de todo, algunas cosas nos volvieron locos y otras no tanto, pero creo que por el precio y por la variedad de la oferta merece la pena visitarlo y dejarse seducir por Chicote.

  • Por qué hay que ir? porque es un concepto innovador y mezcla productos muy nuestros con la cultura japonesa, solo por esa mezcla de matices ya está justificado.
  • Volvería? Madrid me queda un poco lejos pero si tuviese la oportunidad volvería a probar otras cosas aunque antes me dejaría caer por Streetxo de David Muñoz.
  • Moraleja ¿más fama de la merecida? mi veredicto es no, aunque no es sublime (ni su precio imposible)
  • Precio aproximado con vino incluido no llegó a los 60 euros entre dos personas, teniendo en cuenta que su chef tiene bastante fama y es difícil reservar, no me parece nada caro, además sus raciones no están nada mal, salimos muy bien servidos
  • Ubicación



YAKITORO BY CHICOTE
C/ Reina 41
Madrid
91 737 14 41
Web



1 comentario:

  1. Vaya escapada!!. La verdad es que en Madrid se come de miedo. Bueno, la verdad es que bien escogidos los sitios, ¿Dónde no es así?

    ResponderEliminar