MERCANTIC | Flea Market

jueves, 30 de enero de 2014

Hola amigos!

¿Cómo estáis? a mi hoy por primera vez se me ha borrado todo el post cuando ya lo tenía terminado y casi me da algooooo!!!! son las 00:14 acabo de volver a empezar y tengo los ojos ensangrentaos... pero no puedo dejaros sin el post del jueves, eso nunca!!

Hoy como ya os adelanté en mi Facebook, hemos dejado de lado lo gastronómico para adentrarnos en el maravilloso mundo de los mercados!

Este jueves se lo dedico a:




Quizás muchos de vosotros lo conozcáis pero yo lo he descubierto hace muy pocas semanas gracias a una foto en Instagram publicada por Mr. Wonderful.

Me pareció de ensueño y gracias a mis amigos igers descubrí un poquito más de él y me entró el ansia viva, así que no pasaron ni dos semanas que ya estaba ahí dispuesta a descubrir de mi propia mano lo que Mercantic esconde y os aseguro que es mucho!

Esta antigua fábrica de cerámica abandonada en Sant Cugat es ahora uno de los mercadillos más singulares en lo que a antiguedades se refiere, podemos encontrar objetos de segunda mano, artículos procedentes de enderrocamientos de edificios históricos y disfrutar como en las pelis de una auténtica subasta que te pondrá los nervios al límite y la adrenalina al máximo si codicias un artículo con pasión.

El mercado se divide en varias secciones entre las que podemos encontrar un espacio al aire libre más al estilo "mantero", una preciosa zona de casetas y una parte interior inmensa.

Algunas de las peculiaridades que podréis encontrar a pie de suelo son teléfonos de los que seguro has visto en casa de tus padres, cajas de fruta (con sus precios por las nubes, que me lo digan a mi que he comprado algunas esta semana), juguetes de aquellas niñas que hoy día son mujeres hechas y derechas... en fin, mejor pasen y vean!


Pero lo que me enamoró cual flechazo de cupido fue su zona de casetas coloreadas al más puro estilo Nothing Hill Londinense ( al menos a mí me recordó por unos instantes a aquellos maravillosos mercadillos de la ciudad eternamente nublada salvando las distancias claro ).

Colores, alegría y mucho amor por todas partes, artistas, coleccionista y antiguallas variopintas para todos los gustos.



Una visita que no os podéis perder si sois amantes de lo retro, del estilo vintage, de lo usado, vaya... de que hoy en día conocemos por un Flea Market y causa furor entre casi todas las edades.

¿Qué podéis encontrar? pues la respuesta es prácticamente infinita, máquinas antiguas de las que se te quedaba el dedo enganchado (a que sí??), cámaras de fotos que mis ojos no han llegado ni a ver ( que no soy tan vieja qué os pensáis!), sillas de barbería que dan miedito, básculas que todos hemos visto en alguna ilustración.... historias y más historias de gente pasada que por un motivo u otro a llegado a Mercantic dispuesto a vivir otra vida y reencarnarse en un nuevo hogar.

¿Serás tú su nuevo dueño?





Entre la multitud de tiendas y cositas para maravillearse os recomiendo el Estudio de Paz Espinàs que conocí gracias a Alicia, destaca por su buen gusto, por su exquisitez y originalidad, lástima que en mi casa no me quepa ni un alfiler, ni tenga un hueco en una pared dispuesto a ser coronado por alguna de las delicatessen que vi el otro día en el mercado... 

Si estáis amueblando vuestro pisito y os gusta este estilo, de verdad, ir a pasearos por allí! eso sí, con los bolsillos llenos, ya que antiguo o usado no es sinónimo necesariamente de barato... si no precisamente más bien de lo contrario.


Por supuesto siempre voy a tener un hueco para el estómago, y en Mercantic no iba a ser menos, una parada obligada merece su peculiar "bar" un lugar singular que invita por una vez a no sentarse en la terraza ya que dentro os espera una biblioteca inmensa, preciosa, con lámparas de araña y cantantes amateurs amenizando la jornada.

Así que unas bravas, un vermout, una birra, una copita de vino... cualquier excusa es buena para relajarse unos minutos en El Siglo.


Y entre pasillo y pasillo otro descubrimiento, una sala gigantesca con una decoración bastante característica que al parecer e alquila para eventos, bodas y celebraciones, el factor sorpresa está asegurado, no me diréis que es el típico local para bodas, bautizos y comuniones verdad?


Espero que os haya gustado esta incursión en el mundo de los "mercadillos" una tendencia totalmente en auge en Barcelona, y es que dicen que la crisis agudiza el ingenio y la búsqueda de nuevos recursos.

Si os ha interesado el tema y queréis saber más sobre mercadillos, su historia, su evolución y  cuáles no podéis perderos en la ciudad Condal, os dejo este fantástico resumen de la mano amiga de los chicos de In&Out un completísimo artículo que os dará para tener unos cuantos fines de semana bien ocupados y quién sabe si próximamente os animáis a vender parte de "vuestra historia" a cambio de unas buenas monedas.

Ya me contaréis, mientras tanto y hasta la semana que viene os dejo con este cuadro tan bonito, no puedo estar más de acuerdo con esa frase, si no qué estoy haciendo yo a las tantas de la noche (son exactamente la 1:34 de la mañana lo que me recuerda que ya me puedo ir a dormirrrrr) si no es porque "gastar mi tiempo con mis amigos porque me hacen feliz"??

Un beso ITers, I LOVE YOU!


MERCANTIC
Rius i Taulet 120
Sant Cugat del Vallès
Barcelona


2 comentarios:

  1. No lo habíamos oído, con lo que nos gustan los mercadillos!. Pues nada, cualquier día de estos nos escapamos fijo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco y es muy famoso!!! Qué raro verdad?? Te encantará ya verás ;)

      Eliminar