GRANJA PETITBO | Brunch

jueves, 9 de enero de 2014

Feliz año ITers!!

Me he tomado unas minivacaciones blogeras y este es mi primer post de 2014, espero que hayáis tenido una magnífica entrada de año y que podamos compartir juntos un montón de experiencias positivas!

Pero no he dejado de "trabajar" al 100%, he aprovechado estos días de fiesta para seguir explorando Barcelona y os lo iré contando a lo largo de las semanas.

Uno de los sitios que más me han gustado ha sido el protagonista de hoy, se trata de:



Si os gusta comer como a mí seguro que ya lo conoceréis porque ha salido en numerosos blogs amigos como en el fantástico In&Out del que me declaro súper fan, yo había estado en una ocasión con mi amiga Silvia pero esta vez erámos 5 comensales hambrientos así que dispongo de mucho más contenido que mostraros ;D
Deciros que el espacio en sí mismo, me parece un sitio muy acogedor, con aires vintage y de un estilo que cada vez prolifera más en Barcelona, mesas de madera, mesas compartidas, grandes ventanales, luminosidad a tope y una excelente oferta gastronómica especialmente en la hora del "mega desayuno" también conocido por los gastrolovers como Brunch.
Os dejo unas imágenes del local para que podáis haceros una idea.


Puestos en la materia, las chicas nos decidimos por las siguientes bebidas: un capuccino bien copado de espumita, un te rojo con naranja y fresa muy aromático y gustoso y yo me fui por una zumo multivitamínico llamado Austin compuesto de zanahoria, manzana y naranja, fruta natural de proximidad y por supuesto recién exprimido!! muy muy rico.


A sabiendas de que sus huevos son uno de los platos estrella y no sólo por ser ecológicos si no porque quitan el "sentío" pedimos 3 platos con huevo distintos.
Unos huevos revueltos con champiñones y tostada de pan de campo... nada que decir hablan por sí mismos, verdad?


Unos huevos revueltos con bacon y su correspondiente pan de campo.


Y por último unos huevos poché sobre panecillo casero con tomate y jamón ibérico.
Todos estaban buenísimos, no hay más que verlos, pero este último nos pareció casi apoteósico, con el huevo estallando literalmente sobre el panecillo blandito y caliente acompañado de una buena dosis de esa maravilla que es el jamón ibérico.
Concluimos que fue el mejor de los tres platos con huevo, tanto fue así que los chicos se pusieron envidiosos y pidieron uno para compartir entre ellos :D


Nosotras que andábamos compartiendo como buenas amigas, decidimos probar 3 propuestas distintas y nuestra siguiente experiencia fue un bikini de jamón y queso.
Pero no fue un bikini cualquiera, el pan de molde era más grueso de lo normal aunque quizás no se aprecie demasiado en las fotos y resultó muy muy rico, el toque de orégano lo hizo aún más delicioso.

Y ya para terminar nos dimos cuenta de que nos faltaba un poquito de dulce en el cuerpo así que nos lanzamos a por un croissant relleno de Nutella, y no un poco relleno no, muuuuy relleno de este placer untable! tanto que al cortarlo y estar calentito se salía por los bordes mmmmmm...
El croissant también nos pareció una maravilla al ser muy hojaldrado y crujiente.


Y esta fue nuestra experiencia en la Granja Petitbo, durante el tiempo que estuvimos (que fue bastante) no dejó de entrar y salir gente, siempre manteniendo todas sus mesas al completo, fruto del éxito que en poco tiempo han cosechado, sin duda considero que el ambiente y la calidad de su producto les han concedido este beneficio ya que no es un sitio precisamente barato aunque tampoco lo catalogaría de excesivamente caro.
Todo el desayuno incluyendo además 3 cervezas nos costó 44,30 euros, es decir, unos 9 euros por persona y os recuerdo que los chicos repitieron huevos. La verdad es que no suelo hacer desayunos tan caros, pero tampoco me doy estos festines habitualmente así que me pareció bien calidad-precio y sin duda os lo recomiendo.
Últimamente me estoy aficionando un poco a esto de salir a desayunar ya que es una opción más económica que ir a comer, te distraes, conoces sitios nuevos y empiezas el día con una energía brutal!! tanta que prácticamente a la hora de la comida todavía no teníamos hambre.
Espero que os haya gustado y os animéis a visitarlo pronto, mi única crítica negativa es que uno de los camareros fue un poco desagradable, no sabemos si estaría muy estresado,  pero señor alégrese de su éxito y sonría un poquito más, es una razón más que suficiente para no volver a un sitio por muy buena que sea su comida así que no estropee todo el trabajo de su equipo ya que el resto fue amable y atento. Ahí queda dicho.
Un beso ITers, la semana que viene más!!!!
Por cierto ¿qué os parece mi nuevo estilo del blog? espero que os guste mucho!!!

  • En GRANJA PETITBO todos son bienvenidos
GRANJA PETITBO
Paseo San Juan 82
Barcelona

2 comentarios:

  1. Nosotros este año también nos hemos hecho un propósito de salir más a "brunchear". Si tienes en cuenta que prácticamente es una comida no es nada caro!
    Iremos compartiendo ;-)

    ResponderEliminar