OVAL | Custom Burgers

jueves, 26 de febrero de 2015

OVAL, las burgers custom de l´Eixample


Que las burgers gourmet han invadido nuestra ciudad ya no sorprende a nadie, sin embargo, cada floreciente propuesta es capaz de aportar su pequeño granito de arena en cuanto a innovación hamburguesil.

Es el caso de Oval, un local de los mismos propietarios de Blitz, la sandwichería XL de la que os hablé hace algunas semanas aquí.

Su principal virtud es su espacio muy bien decorado al estilo nórdico combinando las maderas claras, sillas de colegio y demás mobiliario vintage entre paredes de ladrillo visto pintados en blanco y azul. 

Su luz es tenue y cálida, lo que invita a degustar relajadamente a nuestra ya indispensable compañera de experiencias foodies y la cantidad de metros cuadrados que posee son sin duda otra de sus indiscutibles ventajas, sobre todo si lo comparamos con las burguers de Kiosko, a las que hace mucho tiempo declaré mi amor incondicional a pesar de las estrecheces de su minúsculo local.


Su segundo e importantísimo valor añadido es la posibilidad de customizar por completo tu pedido.

Desde la carne de la hamburguesa (que puede ser de ternera, ternera de Nebraska, pollo, buey o vegetal), sus cinco tipos de pan (clásico, blanco, de cereales, integral o sin gulten ), sus 13 tipos de quesos para todos los gustos, una infinidad de ingredientes standard y premium de los que tendremos que elegir 4 y salsas variopintas para aliñar a nuestro antojo.

Un punto muy a su favor el de la personalización, porque jugar con la imaginación y la capacidad de creación de cada uno siempre es un plus y algo que hasta el momento no había visto en ningún otro lugar. Además, a quién no le hace ilusión recibir su propia hamburguesa con su nombre???

Para los que tengan el cerebro seco o simplemente no se anden con tonterías que no se preocupen, Oval ofrece varias opciones cerradas para los más gandules ;)


Nuestro festín fue considerable y compartimos varios entrantes, como las ensaladas no son lo nuestro cuando salimos a comer fuera y parece que la dieta nos abandona el fin de semana...empezamos por unos nachos!

Una ración interminable de nachos con guacamole casero, jalapeños bien picantes y mares de queso inundando el plato a cada capa. Una dosis contundente y no muy ligera para los más arriesgados.

No es algo que me apasione de por sí ya que a medida que el queso se va enfriando se solidifican los ingredientes y eso no me gusta, pero he de reconocer que son de los mejores que he probado y que no escatiman lo más mínimo. 

Vaya... que hambre no vas a pasar.


No hay burguer que se precie sin su ración de patatas y éstas eran caseras, bien fritas y crujientes servidas con tacita de ketchup artesano. 

Para ser individual también me pareció abundante en cantidad.


Y por último, siguiendo las recomendaciones del camarero, nos animamos con el boniato frito salado acompañado de maionesa (también individual).

De todos los entrantes resultó mi favorito por la originalidad y por la buena combinación del boniato con la salsa en su versión reinventada.


Mi "burger-creación" fue a base de carne de ternera en pan de cereales condimentada con queso de cabra, rúcula, tomate, cebolla caramelizada (hecha en el lugar) y pimiento escalibado.

La acompañé de salsa alioli chipotle porque me encanta el picante!

El resultado fue una burguer de calidad con ingredientes de primera para comerla con cuchillo y tenedor ya que debido a su tamaño personalmente me es imposible hacerlo sólo con las manos jejeje...


El hombre de la casa se hizo con una hamburguesa de buey en pan de cereales, queso provolone que se deshizo estupendamente, rúcula, tomate, cebolla caramelizada y huevo duro.

También la acompañó de la misma salsa chipotle y es que en casa somos fieles seguidores de este menester ahumado.

Obviamente salta a la vista que también quedó una hamburguesa más que apetecible capaz de saciar al caballero más hambriento, que en ocasiones come por los ojos y luego nos sobran entrantes ejeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeem ..... este detalle tenemos que mejorarlo!


En resumen, un estupendo local para disfrutar de una burguer gourmet en buena compañía y olvidarte de las prisas donde seguro podrás encontrar tu combinación ideal ya que las posibilidades son casi ilimitadas!!!

Y todo ello por 8,60 € cada una si no te sales de las opciones normales, si decides volverte un poquito más premium, añadirás algún que otro suplemento al ticket.

Me consta que hay postres, pero evidentemente después de semejante comilona no quisimos ni ver la carta... eso si que ya es para auténticos valientes!!!

La única observación que haría a los propietarios es que entre las opciones de la carta no hay un espacio para indicar cómo te gusta el punto de la carne y para mi es algo básico y fundamental, porque como bien sabéis si me la traen crudita me puede dar algo... así que muy graciosamente lo anoté en el folio con una buena sonrisa y parece que me hicieron caso ^ ^

Hasta la semana que viene ITers!!!

  • Por qué hay que ir? porque merece la pena comer una buena burguer en un espacio bonito y relajado
  • Moraleja cuánto nos queda por descubrir en cuanto a restauración hamburguesil, OMG!
  • Precio aproximado 31 euros en total añadiendo una copa de vino blanco y dos cervezas
  • Ubicación


OVAL
Burgers & more
Eixample
Barcelona













2 comentarios:

  1. Que buena idea esto de personalizar!!. Y más con el tema del queso, para mi, ideal!!. Me ha despertado también la curiosidad el boniato...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sii y no había estado en ningún sitio de personalización total, los chips de boniato están buenísimos!

      Eliminar