GOCCE DI LATTE | Heladería

jueves, 30 de abril de 2015

Gocce Di Latte, la heladería artesana italiana del Born



Hace varias semanas que di por inaugurada la temporada de helados aunque lo cierto es que nunca tendría que haberla cerrado pero no puedo evitar motivarme cuando llega el calorcito, la primavera y las flores de colores :))

Así que este fin de semana, nos dispusimos a probar un must que tenía pendiente desde el año pasado.

Se trata de Gocce di Latte, una heladería artesana regentada por dos italianos, Matteo y Rita.

Un espacio chiquitito aunque muy acogedor con sus pequeños grandes detalles, donde podremos disfrutar viendo al maestro heladero en su obrador trabajando nuevas creaciones. 

Por sus reducidas dimensiones, está más bien indicada para un "take away" helado en mano pero si tienes suerte o sabes esperar un poco, también hay un par de mesas para sentarse cómodamente.

Helados auténticos elaborados con amor y pasión, pero sobre todo con mucho arte y las mejores materias primas, un producto de calidad dispuesto a contentar a los paladares más exigentes, porque NO, los helados no son solo para los más pequeños, vale?? :P


En Gocce di Latte, podemos encontrar helados en cucurucho o terrina, pero también al corte o "de palo" (aunque durante mi visita no había, me consta que también los sirven).

Pero no solo eso, también hacen pankaes, deliciosas crepes, tiramisú artesano, cinnamon rolls y batidos o affogatos de café, para acompañar a su masterpiece o bien degustarlos solos.


Siempre que voy a un sitio nuevo, sobre todo si es del mundo dulce, me invade la emoción y la intriga a partes iguales antes de saber si el lugar estará al nivel de mis expectativas y en esta ocasión, no falló paro nada.

Un mundo de sabores al alcance de la mano y la imaginación, puesto que la creatividad está a la orden del día en Gocce di Latte.

Podemos encontrar sabores tradicionales como el chocolate, la stracciatella, el yogurth, la avellana, el pistacho, café o la vainilla (entre otros) pero sobre todo podemos encontrar combinaciones excitantes y nada convencionales de la mano de Matteo, muchas gracias por no seguir los patrones establecidos y dejarte llevar a ti y a nosotros a un Universo de sabores y matices únicos.

Me costó decidirme entre las rosas, la crema catalana con pintaza espectacular, el té verde matcha, o el chocolate blanco con violeta. Pero sobre todo me llamaron muchísimo la atención el de pera, canela y jengibre (del que he escuchado maravillas), el de limón con comino y pimienta de sichuan, el boniato taro con macadamia, el inusual dátil con cardamomo y naranja o el de coco, menta y cilantro, seguro que este último es toda una explosión de frescor!

Pero como la vida es dura y hay que decidir, aposté por sabores clásicos con un toque de modernidad.

Cucurucho pequeño (y suficiente) de dos sabores: chocolate negro, sal y aceite de oliva + cheesecake.

Una combinación deliciosa y muy cremosa, sabores intensos pero delicados.

Me encanta el chocolate con aceite y sal y nunca lo había comido en helado así que genial, del cheesecake se podían apreciar los trocitos de galleta y la fruta.

Buenísimo todo!


Manu apostó por el tradicional sabor a pistacho (mmm qué rico y qué sabor más delicioso, me recordó a los maravillosos pistachos Sicilianos) acompañado de nata con miel y azafrán, un sabor muy bueno y ciertamente peculiar.

Ambos helados nos parecieron muy ricos y sin duda tengo que volver a probar más, tenía en mente un helado de chocolate picante pero no estaba disponible, sin embargo esta misma semana se han arriesgado con un helado de especies japonesas con toque de wasabi y al parecer está siendo un exitazo!

Como veis a estos chicos les gusta innovar y traernos sabores atípicos así que siempre hay una buena razón para visitarlos en bucle, no dejemos este placer solo para los turistas.


Además de todo esto, tienen a escasos metros un pequeño local natural con productos aptos para veganos libres de gluten y lactosa, que promete sabores espectaculares y exóticos.

Sin duda iré a comprobarlo porque nunca he saboreado un helado vegano, además siempre es buena idea pasear por mi queridísimo Born y mira por donde que ya tengo una buena excusa para volver a deleitarme con Santa María del Mar.

Hasta la semana que viene ITers!


  • Por qué hay que ir? para disfrutar de un excelente helado artesano italiano y dejarte sorprender por sus sabores inesperados.
  • Moraleja nunca hace demasiado frío para comerse un helado... basta ya de no comer helados en invierno!
  • Precio aproximado el cucurucho pequeño de dos sabores cuesta 2.90€ aunque no es barato me parece bien por la calidad ofrecida, podéis ver más precios en una de las fotos.
  • Volvería? sin duda, ya estoy pesando cuándo lo haré y qué sabores me he dejado en el tintero, pero primero tengo que experimentar en la heladería vegana, estoy segura que van a caer unos cuantos heladitos por aquí.
  • Ubicación 


Gocce di Latte
Pla de Palau 4
El Born
Barcelona
617 98 61 86



No hay comentarios:

Publicar un comentario