LA MALCONTENTA | Girona

jueves, 11 de junio de 2015

La Malcontenta by Casamar, restaurante del Grupo Andilana en Palamós


Esta semana os traigo un lugar maravilloso ubicado en Palamós, pueblecito costero de Girona en el que además de disfrutar de sus hermosas playas también podemos darnos un buen festín.

Se trata de La Malcontenta, hotel monumento que fue masía fortificada en el pasado.

Un lugar escondido que sólo encontraremos en el camino hacia la mítica Platja del Castell, pero os garantizo que perderse por esta estrecha carretera habrá merecido la pena.

Debe su peculiar nombre a su antigua propietaria, mujer exigente donde las haya que nunca estaba contenta ya que todo lo comparaba con la inigualable belleza de la luna.

La Malcontenta es hoy un restaurante y hotel de lujo que bien seguro habrían sido de su agrado.

En un entorno idílico propio de l´Empordà, Maria y Quim Casellas (Del restaurante Casamar con Estrella Michelín) han tomado las riendas de su carta para darle todo el esplendor gastronómico que merece.

Miembro del Grupo Andilana, del que he podido visitar numerosos restaurantes en Barcelona y todos los ubicados en Palamós, puedo afirmar que sus principales máximas son tres: locales bonitos, precios muy económicos y una correcta relación calidad precio.

Sin embargo La Malcontenta ha superado todas mis expectativas a pesar de unos precios superiores a la media del grupo, ya que la calidad y su entorno son también mucho más elevados.


Además de disponer de tres sugerentes menús, podemos optar por las diferentes opciones de su carta como fue nuestro caso.

Para nuestra sorpresa, dentro del servicio de mesa se incluía delicioso pan ilimitado ( blanco y de nueces ), tres aperitivos antes de comenzar, un aperitivo entre primero y segundo, un prepostre y unas trufas al finalizar. 

Nos pareció un detalle increíble, especialmente si tenemos en cuenta que el precio de lo citado es de tan sólo dos euros por comensal.

Los primeros aperitivos fueron:

Magdalena de aceituna, deliciosa y esponjosa.
Cracker de arroz con curry, extra crujiente, ligero y sabroso.
Nido de wasabi, textura crunch y sabor delicado. 


Compartimos un primero, las Mini patatas confitadas con tocino ibérico, huevos de gallinero y jugo de asado. Confitadas a fuego lento con tomillo, el toque del cerdo y la yema cremosa.

Huevo poché de escasa cocción y patatas muy tiernas en un plato que combinaba todo el sabor de la excelente materia prima.



Entre los dos principales llegaron unas Gambitas de Palamós con su cabeza en tempura y maionesa de wasabi.

Nunca me como las cabezas de las gambas pero en este caso (y reconozco que por error) si lo hice...Un sabor que para muchos es una exquisitez pero que a mi me resulta demasiado potente.

La habría disfrutado muchísimo más si solo hubiese comido el cuerpo de estas gambitas de Palamós, producto por excelencia de esta tierra y que además estaba fresquísimo.


No podíamos irnos de allí sin degustar algunos de sus arroces imprescindibles en los lugares de playa así que yo me hice con el Arroz mar y montaña de gamba de Palamós, sepia y salchicha. Arroz carnaroli del Estany de Pals con su sofrito como manda la tradición.

Además de la presentación sublime de todos los platos, este arroz me conquistó por completo de principio a fin.

El grano en su punto y todos los matices a flor de piel, un arroz repleto de sus ingredientes principales que nos dejó boquieabiertos. 


No menos impresionante que el Arroz socarrat con tinta, tallarines de sepia, almejas del norte y emulsión de algas recordando el paso por la cocina de Joan Bosch.

Delicado y con todo ese sabor a mar............. increíble! 

No podría decir cual de los dos me gustó más ya que ambos estaban espectaculares.


Antes del postre nos soprendieron con un Corneto de chocolate con espuma de queso y crumble de miel.

Un bocado crujiente y sofisticado. Muy rico.


Y para finalizar, no podía abandonar la mesa sin catar su versión del mítico Drácula.

Helado de frambuesas, chucherías, gelatina de cocacola, hielo con sabor a cola y espuma cremosa de vainilla. Divertidísimo!!!

No sabemos muy bien por qué inicialmente sustituyeron el helado de frambuesas por el de violetas pero nuestra atenta responsable de mesa (que por cierto fue nuestra camarera en Tickets paradojas de a vida) rápidamente nos lo cambió por el correcto :)


Antes de marchar y a pesara de no tomar café, nos sirvieron unas magníficas Trufas de chocolate presentadas en una pepita de cerámica y adornadas con flores (presentes en varios platos) almendras y tierra.

No podía estar más contenta con este dulce final! 


El resumen de este día salta a la vista tanto por nuestras buenas impresiones como por lo que se transmite en las propias imágenes, belleza en estado puro y una gastronomía de máxima calidad.

Así que si no tenéis plan para este fin de semana ya sabéis que a poco más de una hora se encuentra este oasis de cocina creativa, yo le debo  mi visita a las buenas recomendaciones de Luisa de Baco y Boca así que muchas gracias foodiefriend ;))

Hasta la semana que viene ITers!

  • Por qué hay que ir? por todo... excelente comida, buen ambiente, preciosa terraza, servicio exquisito, precios sensacionales...
  • Moraleja no descuides los pequeños caminos, pueden llevarte a lugares inhóspitos 
  • Volvería? rotundamente sí
  • Precio aproximado: 64 euros en total teniendo en cuenta que no bebimos vino si no agua y dos cervezas (proporcionalmente lo más caro de la comida). Un precio que a día de hoy todavía me deja sorprendida
  • Ubicación


LA MALCONTENTA
Paraje Torre Mirona 
Platja del Castell
C-31 Salida 328
Palamós
Girona
972 312 330 

2 comentarios:

  1. Que pinta los arroces!. Bueno, los arroces y todo, y el sitio... o sea que lo que nos habían dicho es verdad no???
    Pues nada, escapada por la zona pero ya!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues siii muy bien todo así que merece la pena en todos los sentidos.

      Eliminar